5 Errores que toda Empresa debe Evitar al Redactar una Oferta de Empleo

Por Alex Huete | 11/03/16

error_oferta_empleo.jpg

Crédito imagen: FreeDigitalPhotos.net

Los anuncios de trabajo son determinantes para atraer candidatos activos, es decir, personas que están buscando empleo.

Si nuestras ofertas llaman especialmente la atención a personas con dudosas capacidades para un puesto de trabajo, tenemos un problema. Quizás la raíz del problema se encuentra en que necesitamos incorporar a los candidatos pasivos en nuestro foco de atención.

En caso de que ese no sea el motivo, es muy probable que sean nuestros anuncios de trabajo que, por contener algún error, están dañando nuestra capacidad de atraer buenos candidatos. No debería ser así.

Con el fin de impedir que esto último ocurra, te advertimos de una serie de malas prácticas a evitar. Luego no digas que no te avisamos ;)

 

Errores a evitar en tus ofertas de empleo

1) No pedir feedback.

Antes de redactar la oferta, asegúrate de que entiendes todas las implicaciones del trabajo. Para ello solicita información a:

  • Personas que desempeñan tareas similares a las del cargo que quieres ocupar.
  • Personas que recientemente ocuparon el cargo.
  • Empleados que van a tener contacto con la persona que se va a contratar.
  • Personas ajenas a la organización con conocimiento sobre la posición (headhunters, responsables de selección de otras compañías...).

Todos estos individuos deberían contribuir en cualquier descripción de un puesto de trabajo. Acostumbran a tener información que el redactor de la oferta de empleo desconoce pero que, sin embargo, es necesaria para analizar bien el puesto.

 

2) Describir competencias ambiguas.

Los solicitantes de empleo tienen que entender con exactitud qué se precisa de ellos para poder autoseleccionarse convenientemente según la oferta. Así pues, trata de eliminar la ambigüedad en la medida de lo posible.

En vez de listar solo las competencias que exiges, sé más específico. Muestra cómo se aplica cada competencia en el lugar de trabajo. Por ejemplo, en vez de buscar un candidato "con buenas habilidades de comunicación", explica en qué situaciones el candidato deberá aplicar esa competencia.

Tanto los aspirantes como la empresa misma se benefician de ofertas de empleo que no dejan lugar a dudas.

 

3) Usar expresiones intimidantes.

Frases como “incorporación inmediata” o “se necesita con urgencia” infunden temor en el aspirante. Son totalmente desaconsejables. Denotan que algo ha ido mal y que se está actuando con prisas para remediarlo. Dan la impresión, sea cierta o no, que la primera persona que pase se quedará con el puesto. Esta percepción es descorazonadora, sobre todo para los mejores aspirantes.

En general, toda expresión con connotaciones negativas resiente tus posibilidades de contratar buenos candidatos. Evítalas siempre que puedas.

asustar_candidatos.jpg

 Crédito imagen: FreeDigitalPhotos.net

4) Pedir a los aspirantes que cumplan con una lista interminable de requisitos.

El objetivo aparente de esta práctica es descartar empleados no deseados. Desafortunadamente este planteamiento no ayuda a obtener candidatos excelentes; todo lo contrario.

Generarles una sensación de desaliento y hacerles sentir poco cualificados — incluso a los que realmente lo están — no es nuestro propósito, ¿verdad? Los resultados son infinitamente mejores si concentramos esfuerzos en seducir al tipo de persona que queremos.

Una buena solución para exponer nuestros requisitos — sin que eso conlleve perder a buenos candidatos — consiste en diferenciar condiciones obligatorias (must-have) de aquellas que sólo dan una ventaja competitiva al candidato (nice to have).

 

5) Realizar una descripción de tu candidato ideal.

La mayoría de redactores de ofertas de empleo destacan en exceso las competencias, experiencias y logros académicos que la persona a contratar debería tener. Por desgracia este enfoque no es el más apropiado para contratar al candidato con mejores capacidades. De hecho, no es inusual que una persona con menor experiencia en un puesto de trabajo rinda mejor que una con mucha más experiencia directa.

 

“Antes de contratar debes focalizarte en la descripción del puesto de trabajo. Hay una tendencia en la que la gente se preocupa del "quién" en lugar de "qué" demasiado rápido.” 

twitter.ico  CLICK TO TWEET

 

Por eso, es mejor focalizar la atención en la capacidad de realizar el trabajo. Convierte “tener” en “hacer”. Por ejemplo, en vez de especificar que el candidato “debe tener conocimientos de XX software”, mejor precisa que “necesitará asumir XX responsabilidad”.

Los mejores candidatos quieren sentirse desafiados y entender cómo una posición va a impactar en su carrera. Una lista aburrida de requisitos no logra nada de eso.

 

Por último, si quieres atraer mejores candidatos, te recomiendo echar un vistazo a nuestra guía: Cómo conseguir que tu reclutador encuentre los candidatos que necesitas. En ella hemos condensado toda la información que deberías comunicar a tu reclutador para que pueda hacer una mejor búsqueda.

CTA_Demo.jpg

¿Y tú? ¿Qué errores crees que se cometen con frecuencia en ofertas de empleo?

 

También te puede interesar...



Categorías: Consejos, Atracción de talento

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_LinkedIn_Talentier
descargar-guias-reclutamiento-rrhh