Algoritmos: La bola de cristal en gestión de personal

Por Anna Sagristà | 16/12/16

Algoritmos%20-%20RRHH.jpg

Año 2020. Tu empresa ha experimentado un incremento en la demanda del 50% y gracias a una excelente planificación de personal tienes el talento que requieres, no sufres fuga de cerebros, tus trabajadores se comportan divinamente y la vida en la compañía es un remanso de paz.

Esto que parece imposible es lo que se está intentando conseguir con la aplicación de algoritmos en RRHH. Utilizados en la contratación, planificación y gestión de personal, estas pócimas mágicas nos ayudan a encontrar al candidato perfecto, prever conflictos con trabajadores o evitar la fuga de talento. Se trata, sin duda, de una de las tendencias actuales en Recursos Humanos. Por eso, en este artículo te contamos de qué se trata.

Si quieres descubrir otras tendencias en Recursos Humanos, no te pierdas nuestra guía gratuita sobre tendencias que marcarán el futuro de los RRHH.

 

¿Sabías que las instrucciones de tu Nespresso son un algoritmo?

“Secuencia de instrucciones que dan la solución a un problema”, esta podría ser una definición simple de algoritmo. Aunque no te hayas dado cuenta, vivimos rodeados de ellos. Un algoritmo puede ser desde algo tan sencillo como las instrucciones de un electrodoméstico hasta algo mucho más complicado como el algoritmo de Google que rige los resultados de las búsquedas y el famoso posicionamiento en Internet.

En Recursos Humanos algunas empresas están empezando a aplicar fórmulas matemáticas basadas en algoritmos para predecir aspectos importantes de la gestión de personal. Para que esto sea posible necesitamos disponer de una gran cantidad de datos de calidad que los algoritmos utilizarán para crear patrones y establecer relaciones que después pueden ser empleados en la toma de decisiones. Es la irrupción del  big data  en el sector.

 

 Usos de algoritmos en RRHH

1) Algoritmos que leen la mente de tus empleados; descubre qué les preocupa o cómo se sienten

En estudios de mercado hace tiempo que se utiliza el análisis sentimental para descubrir las emociones que un determinado producto o servicio provoca en los consumidores. A mediados de los años 2000 el método mejoró su eficacia gracias a las encuestas online y la introducción de algoritmos para el análisis de valoraciones.

Ahora, la tendencia en las empresas es pasar por el colador de los algoritmos miles de datos procedentes de emails, comentarios de la intranet, encuestas y otras fuentes para detectar problemas y entender cómo se sienten los empleados, qué les preocupa y qué piensan sobre su trabajo. De este modo podemos, por ejemplo, evitar la fuga de talento o darnos cuenta de la necesidad de llevar a cabo acciones que refuercen la estima por la empresa.

Para detectar estas circunstancias se valoran una gran cantidad de factores. Según un artículo de Expansión, la empresa de análisis de datos de RRHH, VoloMetrix, asegura que “la reducción del tiempo con el que un empleado interactúa con sus compañeros o empezar a asistir a más eventos de los que su puesto requiere” pueden ser señales de que ese trabajador está pensando en abandonar la empresa.

Twitter es una de las compañías que utiliza algoritmos de este tipo. Kanjoya, la empresa que ayuda al gigante de Internet a interpretar los resultados de sus encuestas, ofrece entre sus servicios un seguimiento del nivel de compromiso de los empleados, captando señales de emociones positivas y negativas.

 

2) Detecta las ovejas negras antes de que actúen

Aunque para algunos es algo éticamente cuestionable, los algoritmos también pueden emplearse para pronosticar malas praxis y hasta conductas ilegales antes de que se lleven a cabo ¿Cómo? Utilizando algoritmos que gracias a una enorme cantidad de datos establecen patrones de comportamiento.

En 2015 el portal Bloomberg informaba sobre la unidad de vigilancia creada por la firma financiera JPMorgan Chase & Co, uno de los mayores bancos de inversión de Estados Unidos.

La entidad salió escaldada tras un par de escándalos financieros; el famoso caso conocido como “La ballena de Londres” y prácticas delictivas en la gestión de bonos hipotecarios. La broma le costó varios miles de millones de dólares en multas y sanciones, y ahora la firma financiera prefiere curarse en salud y hacer saltar las alarmas antes de que se produzca cualquier conducta fraudulenta por parte de sus empleados.

Su unidad de vigilancia monitoriza las comunicaciones electrónicas y telefónicas para detectar acciones ilegales o violaciones de las políticas de empresa. Y el análisis electrónico de estos datos permite detectar este tipo de acciones e informar de cuando existe la intención de cometerlas.

 

3) El algoritmo del amor; cásate con el candidato perfecto

En 2014 Chris McKinlay, matemático de la Universidad de California, dio con la fórmula mágica para dar con su media naranja.

Después de una ruptura sentimental el científico intentó encontrar pareja en una web de citas, pero tras meses de intentos fallidos se dio cuenta de que el algoritmo empleado por el sitio web no funcionaba, así que decidió solucionar el problema él mismo.

Gracias a las matemáticas Mckinlay consiguió perfilar el tipo de mujer que buscaba y resaltar las actitudes que él
ya tenía y que pensaba que eran importantes para su pareja ideal. El Sistema funcionó, el científico encontró a la que hoy en día es su mujer.

Del mismo modo que un algoritmo puede encontrar nuestra pareja ideal, también puede ofrecernos en bandeja al candidato perfecto, o al menos hacer una criba de currículums eficaz que nos ahorre mucho tiempo y recursos.

Una de las empresas que utiliza este sistema es Google. El gigante de Internet emplea un algoritmo que predice qué candidatos tienen más posibilidades de ser exitosos en la empresa y se han dado cuenta de que las entrevistas a los candidatos no aportan mucho más que las conclusiones a las que llegan gracias a las matemáticas.

Además Google, mediante lo que denomina Proyecto Janus, ha desarrollado un algoritmo para cada tipo de empleo. Esto le sirve para analizar los currículums que han sido descartados e identificar buenos candidatos que  hayan podido ser rechazados. Según un estudio propio, la tasa de fallo es de tan solo el 1,5%.

 

En los próximos años veremos cómo el empleo de algoritmos se afianza en el campo de los RRHH. Se trata de uno de los cambios que las nuevas tecnologías están produciendo en el sector. En la siguiente guía te damos las claves para  afrontar con éxito  la transformación digital. 

tendencias_RRHH

¿Qué piensas de este artículo? ¿Utilizas alguno de estos métodos? ¿Estás pensando en hacerlo? 

Comparte tus puntos de vista :)

 

También te puede interesar...



Categorías: Tendencias, Analítica de datos

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_Demo.jpg
descargar-guias-reclutamiento-rrhh