¿Cómo introducir cambios tecnológicos en RRHH sin que generen resistencia?

Por Anna Sagristà | 28/04/17

robot-tecnologia-rrhh.jpg

Los avances tecnólogicos se suceden a la velocidad del rayo, irrumpiendo en el ámbito laboral y modificando la forma de trabajar de las empresas. A menudo, cuando al jefe de turno se le "antoja" implantar una u otra tecnología, los empleados se levantan en pie de guerra: ¿Cómo va afectar esto a mi trabajo? ¡No voy a saber usar el nuevo programa informático! ¡Seguro que todo va a ser mucho más complicado!

El departamento de Recursos Humanos es el encargado de gestionar los cambios para eliminar o disminuir posibles resistencias. Por eso, antes de todo, es importante que RRHH se enfrente a sus propios miedos y recelos.

La revolución tecnológica ha de estar presente también en el propio departamento. Por ejemplo, en reclutamiento, tres de las principales tendencias actuales son las vídeo entrevistas, las ATS y los marketplaces de reclutadores. Para aprovechar estas tres tecnologías al máximo, mira este vídeo en donde te damos multitud de trucos y consejos de uso.­­­­­

A continuación, vamos a darte estrategias para vencer la resistencia a la introducción de nuevas tecnologías.

 

1) Comunica y escucha

Imagínate que tu empresa ha decidido implementar un programa informático para automatizar las tareas administrativas de RRHH. Es muy probable que las personas que realizan estos trabajos sientan miedo de perder su empleo y que por ello generen resistencia. Una forma de combatir esta situación es explicar el cómo, el cuándo y el porqué de los cambios. Asegúrate de que respondes a las siguientes preguntas:

  • ¿En qué van a consistir los cambios?
  • ¿Por qué son necesarios?
  • ¿Qué esperamos conseguir?
  • ¿Cómo se van a implementar?
  • ¿Qué tareas/empleados se verán afectados?
  • ¿Cuáles son sus beneficios?

Para transmitir esta información puedes organizar reuniones individuales o de grupos pequeños, o presentaciones grandes con un gran número de empleados.

Aunque dependiendo del volumen del cambio y de la organización, lo mejor sería combinar ambas opciones. Primero organizando una conferencia general para todo un equipo o departamento, y segundo abriendo las puertas a la posibilidad de discutir los cambios en pequeño comité. Ten en cuenta que algunas personas no se sienten cómodas expresando sus opiniones en público y es bueno darles la opción para que transmitan sus temores o quejas en privado.

 

2) Fomenta la confianza

Una relación de confianza entre empleados y organización es vital para que la introducción de cambios tecnológicos no provoque recelos. Ahora bien, hay casos en los que la cultura de empresa, las dinámicas o circunstancias determinadas crean una atmósfera de desconfianza de los empleados respecto a la organización.

Llevar a cabo un proceso de cambio en estos casos se complica mucho más. Como destacábamos en el punto anterior, una mayor comunicación puede ayudar a salvar este obstáculo. Además es importante que las personas encargadas de transmitir la información y liderar el cambio sean empleados bien valorados por los demás, que se hayan ganado la confianza y credibilidad de sus compañeros.

Otro aspecto clave es brindar apoyo a los miembros del equipo, formándolos en las habilidades que necesitan para adaptarse a los cambios. A veces las personas rechazan la introducción de nuevas tecnologías porque piensan que no van a ser capaces de utilizarlas. Hay que dejarles muy claro que la empresa les dotará de los conocimientos necesarios.

 

3) Impulsa la participación

Una buena forma de luchar contra la resistencia a la introducción de nuevas tecnologías es que los empleados sean partícipes del cambio. Trata de abrir vías de comunicación para que quien quiera pueda poner su granito de arena.

Imagina que el departamento de Recursos Humanos quiere empezar a utilizar un ATS para los procesos de selección. El uso de estas plataformas puede ayudar mucho a los reclutadores de una empresa, descargándoles de sobrecarga de trabajo. Sin embargo, cuando se comunica el cambio es muy probable que más de uno lo reciba con desconfianza y escepticismo. Piensa que esto afectará al modo en el que organizan y llevan a cabo algunas de sus tareas, y que a nadie le gusta cambiar una rutina en la que nos sentimos seguros y confiados.

Si les pedimos su opinión se sentirán valorados y aportarán información de valor que nos ayudará a realizar una mejor elección del ATS, o incluso pueden sugerirnos posibilidades de mejora que ni siquiera nos habíamos planteado. Por último, es muy poco probable que una persona que haya contribuido en el proceso de implementación de nuevas tecnologías rechace los cambios.

 

4) Reconoce los méritos

Una vez implementada la nueva tecnología, es hora de reconocer los méritos de aquellos que han contribuido en el proceso. Los buenos resultados deben considerarse un logro de todos, sin individualizar en la figura de quienes han liderado el proceso de cambio.

 

Intentar resistirse al avance de las nuevas tecnologías es inútil y absurdo, ya que podemos sacar un gran provecho de ellas. Para subirte a este carro no te pierdas el siguiente vídeo sobre nuevas tecnologías en reclutamiento, donde contamos con la participación de dos reconocidos especialistas: Daniel Martos (experto y formador en reclutamiento 2.0) y André Dos Santos (nethunter de perfiles tecnológicos).­­­­­

cta-webinar-nuevas-tecnologias-secreto-reclutamiento-eficiente

¿Cuál es tu experiencia en la gestión del cambio? ¿Qué estrategias recomiendas? 

¡Comparte tu conocimiento! :)

 

También te puede interesar...



Categorías: Tecnología

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_Demo.jpg
descargar-guias-reclutamiento-rrhh