Buen Reclutador vs. Mal Reclutador: ¿Cómo Diferenciarlos?

Por Inés Pich | 28/06/16

buen_reclutador_vs_mal_reclutador.jpg

Crédito imagen: pexels.com

Los reclutadores son decisivos a la hora de seleccionar mejores candidatos. Tanto si forman parte de la compañía como si son reclutadores externos, todos tienen una gran influencia en el tipo de candidatos que atraemos. 

Honestamente, como en todas las profesiones, hay mejores y peores reclutadores. Por eso es tan importante que sepamos identificar qué características los distinguen. Nos será muy útil, sobre todo si queremos escoger un consultor de selección para realizar nuestra búsqueda de candidatos.

En este artículo te ayudamos y advertimos acerca de las prácticas que diferencian un buen reclutador, de uno que no hace bien su trabajo.

 

1) ¿Habla constantemente y no escucha?

Un mal reclutador es un buen conversador pero un mal oyente. Parece estar plenamente enamorado de su tono de voz, y quiere disponer de todo tu tiempo e interés. Sin embargo, si no escucha tus necesidades con total atención, entonces ¿cómo va a conseguir encontrar lo que estás buscando?

Si ves que tu consultor de selección no hace más que alardear de sus aptitudes, probablemente tenga muy poco interés en lo que tienes que decir y su único objetivo sea llenar la posición lo más rápido posible.  

Un buen reclutador hablará contigo con un lenguaje llano y preciso, y lo hará con el fin de extraer la información que necesita para hacer su trabajo. Tratará de entender a la perfección el mercado en el que está trabajando y las necesidades de sus clientes.

 

2) ¿Se esfuerza en entender lo que es importante para ti o empieza a vender desde el primer minuto?

Un mal consultor de selección no emplea tiempo en aprender sobre la compañía con la que está trabajando, sino que se focaliza solo en los candidatos a los que puede colocar rápidamente.

Si ves que tu buscador de talento empieza a vender inmediatamente la oferta de trabajo, sin hacer una selección ni averiguar si los candidatos encajan o no; has seleccionado al reclutador equivocado.

Un buen reclutador hace todo lo contrario. Dedica tiempo a comprender los aspectos claves para la posición antes de ponerse a trabajar duro para encontrar lo que estás buscando.

Trata de profundizar al máximo para entender por qué la posición está abierta, cuántas personas hay en el equipo, cuántos años ha estado el cliente en el mercado, qué rasgos de personalidad valora el director de recursos humanos, etc.

 

3) ¿Tiene visión a largo plazo?

Un buscador de talento poco profesional trabaja solo a corto plazo; es decir, consigue al cliente, cubre una posición lo más rápido posible, y se va a buscar otro cliente.

Un buen profesional, en cambio, trabajará siempre desde una visión a largo plazo. Tomará su tiempo en construir una relación de confianza y transparente contigo, centrada en encontrar talento adecuado para el futuro de tu negocio.

 

4) ¿Sigue el proceso?

Si el buscador de talento te mantiene actualizado acerca de cómo va la búsqueda y te informa de los obstáculos con los que se va encontrando, probablemente has escogido a la persona adecuada. Es una buena señal; siempre que tampoco se exceda en ello hasta el punto de hacerse pesado.

Si pasas muchos días sin oír nada acerca de tu reclutador, y no está contestando a tus llamadas; mejor busca otras opciones. Es muy posible que tenga clientes a los que, por una razón u otra, esté dando mayor prioridad. Un cambio de prioridades sin previo aviso al cliente, es un comportamiento muy poco profesional; impropio de un buen reclutador.

 

5) ¿Recibes más que solo un currículum?

Si lo único que hace es enviarte currículums, quizás no estés ante el mejor consultor de selección con el que podrías colaborar. Y es que los mejores consultores, además de enviar currículos de candidatos, también añaden sus puntos de vista personales y notas basadas en las entrevistas con los aspirantes. Así, logran complementar la información disponible y facilitan la criba final.

 

6) ¿Tus candidatos están bien informados y preparados?

Un buen reclutador estará detrás de cada candidato que te proponga. Se asegurará de que entienda todos los requisitos del trabajo y esté completamente preparado.

Así pues, si tus candidatos entienden lo que estás buscando y tienen conocimiento acerca de la cultura de la compañía y sus expectativas, puedes estar casi seguro de que el reclutador ha hecho una labor formidable.

 

En Talentier queremos que las empresas puedan identificar fácilmente a los reclutadores que destacan por su buen hacer. Por eso, en nuestra plataforma damos acceso a una amplia gama de reclutadores que sobresalen por su profesionalidad, no por su gasto en marketing.

¿Por qué no compruebas, mediante una demostración personalizada, cómo podemos ayudarte en la elección de reclutadores y la colaboración con ellos? 

11_Consejos_para_externalizar_con_exito_tus_procesos_de_seleccion

¿Has tenido alguna experiencia con un mal reclutador? ¿Qué características crees que los distinguen?

¡Cuéntanos tu experiencia!

 

También te puede interesar...



Categorías: Búsqueda de talento, Debate / Polémica, Selección de talento, Externalización, Atracción de talento

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_Demo.jpg
CTA_webinar_empleadores_marte_reclutadores_venus_vertical.png