5 Errores que no debes cometer si eres Reclutador

Por Anna Sagristà | 11/10/17

mujer contenta-957901-edited.jpg

¿Sueles presentar las ofertas demasiado tarde, justo después de que el candidato firme con la competencia? ¿No entiendes por qué profesionales que parecían estar muy interesados en tus proposiciones laborales deciden retirarse de los procesos de selección de un día para otro y sin explicación?

Toma nota de signos como estos porque puede ser que estés haciendo algo mal sin darte cuenta. Ya que rectificar es de sabios, en este post repasamos 5 errores comunes que pueden estar interponiéndose entre tu compañía y el ansiado talento.

 

 1) No soltar prenda sobre el rango salarial

 Lo que puede pensar el candidato:

  • ¿Por qué no informan sobre el rango salarial? Al fin y al cabo, el proyecto es importante pero también lo es el sueldo.
  • Todo puede resultar en una pérdida de tiempo. ¿Por qué tengo que hacer una entrevista y todo un proceso de selección sin conocer las condiciones de la oferta?
  • El reclutador no quiere decirme el rango salarial porque tiene miedo de que pida cobrar el máximo

 

¿Por qué es recomendable dar información sobre el rango salarial?

Algunas empresas lo hacen ya en la oferta laboral para ahorrar tiempo en candidatos que jamás trabajarán por lo que ofrecen. Sin embargo no significa que todas las compañías deban hacer lo mismo.

Ahora bien, cuando contactamos con los postulantes que nos interesan no tenemos porqué esconder esta información, incluso puede ser recomendable darla. Algunos argumentarán que no hacerlo tiene la ventaja de que podemos negociar el salario y que de este modo, en un principio, no perdemos a los candidatos que buscan un rango salarial mayor al ofrecido, pero… ¿realmente pensamos que podemos comprar duros a cuatro pesetas?

O tienes un proyecto muy apetitoso entre manos o lo tienes difícil para conseguir candidatos extraordinarios por un salario bajo. Y si lo haces, a la larga ese profesional excelente puede terminar sintiéndose frustrado, poco valorado, perder interés en el empleo y terminar marchándose.

A la hora de entender el talento hay dos clases de empleadores: los que no reconocen su valía y buscan ahorrar antes que invertir, y quienes se dan cuenta de que el crecimiento de su empresa depende de la calidad de su equipo humano.

Lo mejor es echar un vistazo al mercado laboral y ver qué se está pagando por la posición que queremos cubrir, luego analizar qué es lo que nuestra empresa puede ofrecer y realizar una oferta económica lo más justa posible.

 

2)  Ofrecer poco o ningún feedback

Lo que puede pensar el candidato:

  • Tras el típico email de “Gracias por su participación, pero hemos decidido contratar a otro candidato” muchos candidatos piensan “Muy bien, pero ¿por qué? ¿Qué tengo que mejorar?
  • Esta compañía no está a la altura de lo que esperaba. Si no notificas a los candidatos de que su candidatura ha sido rechazada, estos obtendrán una visión negativa de la compañía.

 

¿Por qué es importante dar feedback?

Ofrecer feedback a lo largo de todo el proceso es muy importante y si no lo haces te arriesgas a perder candidatos. Por ejemplo, un profesional puede estar deseando aceptar lo que le ofreces, pero debido a la falta de información y desconocimiento sobre el proceso de reclutamiento termina aceptando la oferta de otra empresa.

Por otro lado, piensa que como reclutador eres embajador de la marca empleadora de la empresa. Si no quieres que hablen mal de tu compañía en los portales donde se valora a las organizaciones como lugares de trabajo, debes tratar a los candidatos como tratas a tus clientes. Además, no dejes de aprovechar los procesos de selección para establecer contacto con candidatos que quizás no elijas ahora, pero a quienes puedes necesitar en un futuro.

 

3) No pidas peras al olmo: Un front-end no es un back-end

Lo que puede pensar el candidato:

  • Este reclutador no tiene ni idea de lo que hago. ¿Por qué me pide información sobre programación si yo me dedico al diseño de la página web?
  • Pues con este conocimiento sobre el puesto, vaya selección que van a hacer. Mejor me retiro de este proceso porque va a ser una pérdida de tiempo.

 

¿Cómo evitar este error?

Asegúrate de que conoces los requisitos del puesto, y las características y habilidades del candidato que buscas. Para ayudarte en este aspecto, hemos creado una guía con consejos para hacer una descripción del perfil clara y precisa. Te será útil tanto si trabajas con reclutadores externos como internamente.

Ten en cuenta que en los perfiles más técnicos y en las profesiones nuevas que van apareciendo en torno a las nuevas tecnologías, pueden surgir dudas sobre cuáles son los requisitos que deben cumplir los profesionales que necesitamos, incluso sobre las tareas que deberán realizar.

Es aconsejable que en las primeras etapas del proceso de selección, cuando piensas cómo lo vas a hacer, dediques tiempo a describir detalladamente tu candidato ideal. Esta tarea puede hacerse más complicada en los casos de profesiones técnicas, donde lo ideal es que el reclutador sea también un experto, para poder realizar una buena evaluación del puesto y más tarde de los candidatos.

En Talentier estamos ayudando a muchas personas en esta situación gracias a nuestra red inteligente de reclutadores independientes. Los buscadores de talento con quienes trabajamos están especializados por sectores y zonas geográficas, son expertos en buscar talento dentro de una industria en concreto, conocen por dónde se mueven los candidatos y nutren su relación con ellos. Esto les permite localizar en muy poco tiempo al candidato 10 que buscas. 

Además si tienes dudas sobre el sueldo, beneficios o capacidades, ellos mejor que nadie te asesorarán sobre estos aspectos. ¿Quieres comprobar cómo Talentier puede ayudarte en tu reclutamiento? ¡Pide ahora tu demo personalizada!

 CTA_Demo.jpg

 

4) Pedir que envíen el currículo en un formato específico

 Lo que puede pensar el candidato:

  • Pero si yo no tengo Word instalado ni lo necesito. No todos utilizamos el paquete Office de Microsoft.
  • ¡Pues qué fastidio! ¿Ahora tengo que pasar toda la información a otro formato? No tengo tiempo para esto.

 

¿Cómo puedes evitar problemas tecnológicos?

Del mismo modo que en marketing se aplica la premisa de facilitar al máximo el proceso de compra, como reclutador debes intentar poner las cosas fáciles a tus candidatos.

Algunos ATS no funcionan muy bien con los PDFs y por eso pides un fichero Word. Si sabes que la mayoría de profesionales que trabajan en el sector en el que sueles reclutar no utilizan Office, es recomendable invertir en una aplicación que convierta los PDFs al formato que tú deseas. Si el talento al que sueles dirigirte está acostumbrado a enviar sus CVs en formato PDF, ¡deja de torturarles!

Si no tienes más remedio que pedir la hoja de vida en un determinado formato, explica a los candidatos las razones por las que debe ser así y asegúrate de que tiene todo el sentido del mundo.

 

5) Llamar en el momento más inoportuno

 Lo que puede pensar el candidato:

  • Si saben que tengo un trabajo ¿por qué me llaman en horario laboral? No he podido responder porque no tengo dónde esconderme para hablar. ¿Y si alguien se entera de que estoy buscando otro empleo?
  • ¡Por qué diablos les costará tanto escribir emails en lugar de llamarme mientras estoy trabajando o a horas intempestivas!
  • ¿Por qué me han llamado 100 veces para terminar enviándome un email? Si ya tenían mi correo, podrían haberme escrito desde el principio.

 

¿Cómo podemos solucionarlo?

Parece obvio, pero si los candidatos siguen quejándose de esto es porque suele pasar. Sabemos que las llamadas telefónicas son necesarias para obtener información que muchas veces no podemos conseguir a través de un correo, pero antes de llamar pregunta abiertamente a los candidatos cuándo están disponibles para recibir llamadas. De este modo además de mejorar el diálogo, demuestras a los candidatos que te preocupas por ellos.

Por otro lado, en los tiempo que vivimos las nuevas tecnologías han difuminado, si no borrado, las fronteras entre vida privada y laboral. Podemos tener más flexibilidad horaria en el trabajo, pero al mismo tiempo se espera que estemos más o menos disponibles para realizar, desde cualquier lugar, alguna llamada o responder por WhatsApp, Messenger, etc.

Esperamos que estos consejos te sirvan para refexionar y corregir algo, si es que tienes algo que mejorar. ¿Te ha gustado el artículo y quieres descubrir más consejos sobre reclutamiento? En ese caso, ¡te recomendamos que te descargues nuestra guía con buenas prácticas para triunfar en reclutamiento!

CTA-habitos-indispensables-para-triunfar-en-tu-reclutamiento.jpg

¿Cuáles son los errores más comunes de los reclutadores? ¿De qué fallos has aprendido?

¡Comparte tu conocimiento!

 

También te puede interesar...



Categorías: reclutamiento

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_Demo.jpg
descargar-guias-reclutamiento-rrhh