La Descripción de Puesto de Trabajo a la que los Mejores Candidatos no se Podrán Resistir

Por Inés Pich | 13/09/16

 descripcion_de_trabajo.jpg

Crédito imagen: pexels.com 

Escribir una eficaz descripción del trabajo que estás intentando llenar es la mejor manera de atraer a los mejores candidatos, y evitar candidaturas que no te aportan nada más que pérdida de tiempo.

Antes de empezar a escribir, debes tener muy claro a qué personas te diriges, de esta forma podrás dirigirte a ellas en un lenguaje que entiendan y ofrecerles lo que quieren.

Si quieres aumentar la eficacia de tus descripciones de trabajo y darle un impulso a tus procesos de contratación, sigue nuestros consejos:

 

1) Escoge un título atractivo

El título es lo que llamará la atención del lector desde un principio, y le hará decidir si clicar o no en la oferta, así que es fundamental en el momento de atraer candidatos.

No te conformes con decir lo obvio, aléjate de los títulos aburridos e intenta ser un poco más creativo. Piensa en el candidato al que te gustaría atraer y en aquello que podría llamar su atención: dale una idea central acerca de la cultura de la empresa, o sobre qué tipo de persona buscáis.  

Por ejemplo; en lugar de escribir “Director de Marketing”, apuesta por “Director de Marketing en una start-up en pleno crecimiento”. 

 

2) Responsabilidades clave

Escribe una lista de entre 3 y 7 tareas que el candidato seleccionado deberá llevar a cabo. Es importante que trates de relacionarlas con los objetivos del negocio, de esta manera el solicitante podrá ver cómo la vacante encaja en los planes de la compañía.

Escribe también el tiempo aproximado y esperado que deberá dedicar a cada una de las tareas; ¿qué actividades deberá realizar de manera habitual? ¿y de manera ocasional? ¿cuánto tiempo deberá dedicar a cada una de ellas?

Haz la lista de responsabilidades lo más corta y concisa posible y recuerda: siempre enfocada a los resultados, los objetivos y el propósito de la organización.

 

3) Refleja la cultura de la compañía

Los candidatos que aplican a un proceso de selección no solo se preocupan por la posición por la que aplican, sino que también desean saber cómo es la compañía en la que van a trabajar.

Así pues, no basta con incluir la descripción de las responsabilidades y tareas clave, sino que también debemos exponer los detalles esenciales acerca de nuestra organización.

Escribe sobre la misión, visión, objetivos, número de empleados, ciudades en las que está presente, actividades extra laborales, etc. Esto ayudará a tus candidatos potenciales a entender mejor la cultura de la compañía y el ambiente en el que trabajarán en el caso de ser seleccionados.

 

4) ¿Qué puedes hacer tú por ellos que otra empresa no puede?

Comunicar las ventajas que ofrece tu organización a los empleados te ayudará a atraer más y mejores candidatos, y además, tendrá beneficios positivos en tu employer branding.

¿Ofreces horarios flexibles? ¿Posibilidad de Teletrabajar? No olvides mencionarlo en la descripción, pues el candidato también necesita saber cómo el trabajo va a afectar a su vida personal.

 

5) Deja clara la diferencia entre must-have y nice-to-have

Una vez el solicitante de empleo haya detectado tu oportunidad de empleo, necesitará saber si está cualificado o no para aplicar. Así pues, este punto de la descripción es crucial.

Primero de todo haz una lista de los requisitos esenciales (must-have) para el trabajo; competencias necesarias, logros educativos, certificaciones, licencias, etc.

Más adelante, escribe tu lista de preferencias (nice-to-have), aquellas habilidades que no son obligatorias, pero que valorarías en aquellos candidatos que las tuvieran.

Es importante que tengas clara la diferencia entre “must-have” y “nice-to-have”. Si pones una lista interminable de requisitos alejarás a candidatos cualificados. Haz una selección de las habilidades esenciales, y el resto añádelas a la lista de preferencias.

Recuerda que focalizarte tan solo en la experiencia de los candidatos potenciales puede alejarte de aquellos con mejores habilidades y mayor capacidad de desarrollo, que otros con mayor experiencia pero con una capacidad más limitada.

 

6) Ten expectativas realistas

Es importante que nos imaginemos cómo sería nuestro candidato ideal antes de realizar la descripción del trabajo, sin embargo, debemos ser realistas y no pedir más de lo que somos capaces de encontrar.

Una lista excesiva de “must-haves” y responsabilidades alejará a candidatos potenciales y te será mucho más complicado atraer buen talento. Se consciente de que una persona nunca encajará a la perfección con tus expectativas; siempre habrá algo que podría ser mejor, incluso de aquellos más cualificados.

Por esta razón te aconsejamos centrarte en 4 o 5 características principales que deseas que tu candidato posea, en lugar de buscar unicornios que probablemente jamás encuentres.

 

7) Incluye información salarial

Muchos candidatos han gastado tiempo y dinero para ser entrevistados para un puesto de trabajo, cuyo salario estaba muy por debajo de sus expectativas, y de haberlo sabido desde un principio no habrían aplicado para el proceso de selección.

Dejar claro el rango salarial evitará la solicitud de candidatos que no están dispuestos a trabajar bajo esas condiciones, lo cual te ayudará a ahorrar el tiempo de contratación.

 

Espero que mis consejos te sirvan para redactar descripciones de trabajo más efectivas. Una vez lo hayas conseguido, recuerda que en nuestra guía te damos las claves para mejorar la eficacia de cada uno de los pasos de tu proceso de selección. 

Paso_a_paso_para_una_estrategia_de_reclutamiento_5_estrellas

¿Y tú? ¿Qué crees que una buena descripción de puesto de trabajo debe tener?

¡Comparte tu conocimiento!

 

También te puede interesar...



Categorías: Consejos, Atracción de talento

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_Demo.jpg
descargar-guias-reclutamiento-rrhh