La Regla del 80/20: el secreto para lograr Mejores Resultados con Menos Esfuerzo

Por Inés Pich | 12/07/16

ley_de_pareto.jpg

Crédito imagen: pexels.com

La regla del 80/20 o Ley de Pareto fue desarrollada por Vilfredo Pareto, un economista italiano del siglo XIX, que averiguó que el 80% de la riqueza de su ciudad pertenecía al 20% de la población.

Lo más sorprendente del descubrimiento de Pareto es que esta distribución del 80/20 ocurre muy frecuentemente. Por ejemplo, generalmente el 80% de los beneficios de una compañía provienen del 20% de sus clientes, o el 80% de los resultados de una empresa proceden de la acción directa del 20% de sus trabajadores.

Lo que esto significa para ti es que sólo una pequeña parte de tus esfuerzos determina la mayoría de tus resultados actuales. El resto de tiempo lo gastamos en tareas triviales e improductivas.

Este principio es excelente para mejorar nuestra productividad. Si lo utilizamos a nuestro favor, nos puede ayudar tanto a nivel personal como a nivel de equipo. Por eso, hemos incluido la ley de Pareto dentro de nuestra guía con 11 trucos para aumentar la productividad de un equipo.

 

¿Cómo puedo aplicar la Ley de Pareto en mi negocio?

Son muchos los ámbitos en los que podrás aplicar la regla del 80/20. En el artículo te mostramos 3 áreas de negocio donde aplicar esta regla puede ayudarte a ahorrar tiempo, energía, y concentrarte en lo que verdaderamente importa.

 

1) Gestión de personal.

La gestión de personal es una actividad que consume mucho tiempo. De hecho, un estudio demostró que el 57% de las horas que dedicamos a su gestión, lo hacemos tratando con empleados “difíciles”.

Por eso es muy útil tener en cuenta la regla del 80/20 en este ámbito. Por ejemplo, en nuestras evaluaciones de desempeño, la ley de Pareto nos incentiva identificar a aquellos empleados más productivos y cuidarlos mejor. Además, nos motiva a invertir de forma adecuada en la formación del 80% restante para conseguir que éstos mejoren su desempeño.

 

2) Ventas.

Si el 20% de tus productos o servicios son responsables del 80% de las ventas, entonces es evidente que este 20% deberá tener prioridad ante los demás. Centra esfuerzos en ellos para aumentar los márgenes de beneficio de tu empresa.

Por otro lado, es probable que el 80% restante de tus productos y servicios necesiten un par de vueltas de tuerca. Prueba de comercializarlos utilizando otra estrategia, o incorporando cambios al producto o servicio; reflexiona incluso si quizás la mejor opción es retirarlos del mercado.

 

3) Relación con los clientes.

Siguiendo la Ley de Pareto, el 20% de tus clientes son responsables de la gran mayoría de tus ventas. Deberías centrar tus esfuerzos en recompensar y fidelizar a este grupo selecto para mantenerlos contentos.

Busca y cuida aquellas personas o empresas que creas que puedan llegar a formar parte de tu élite del 20%, sin olvidar totalmente al 80% restante.

Por otro lado, si ves que alguno de tus clientes supone un problema, y que debes emplear más esfuerzos de la cuenta en retenerlo, considera si podría ser el momento de dejarlo marchar. Y es que la regla del 80/20 también se aplica aquí; por lo general, el 80% del total de las quejas que recibe una compañía provienen de un 20% de  sus clientes. Si estás gastando mucho tiempo y esfuerzos para hacer frente a las preocupaciones de estos pocos clientes, estás perdiendo recursos innecesariamente. En su lugar, podrías pensar cómo mejorar la satisfacción del 80% restante de clientes.

 

Focaliza tus esfuerzos según la regla del 80/20

Como hemos visto, hay un desequilibrio entre los esfuerzos y los resultados obtenidos en prácticamente todas las áreas de la vida. Por tanto, identificar tu 20% más productivo te ayudará a saber hacia dónde debes dirigir tus esfuerzos.

El principio de Pareto demuestra que trabajar duro no lo es todo, sino que además debemos trabajar inteligentemente. Por tanto, si la carga de labores te agobia, párate un momento y piensa qué actividades son más prescindibles.

La premisa detrás de la regla del 80/20 es que dedicamos poco tiempo en las actividades de mayor impacto. Así pues, ¿cuáles son el 20% de las actividades que están causando el 80% de tus satisfacciones? ¿Qué hechos están causando el 80% de tus problemas?

Si identificas las respuestas a estas cuestiones, podrás eliminar residuos y aumentar tu eficiencia.

aumentar_productividad_empleados

¿Pones en práctica la regla 80/20? ¿En qué áreas te ha ayudado más?

¡Cuéntanos tu experiencia!

 

También te puede interesar...



Categorías: Consejos, Productividad

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_Demo.jpg
CTA Encuesta definitiva sobre reclutamiento