Todo lo que Necesitas Saber antes de Externalizar por Primera vez un Proceso de Selección

Por Inés Pich | 15/11/16

antes de externalizar.jpg

Crédito imagen: pexels.com

Contar con el mejor talento es un requisito indispensable para mantener la competitividad en el mercado actual. Es por esta razón por la que muchas empresas deciden externalizar sus procesos de selección.

Si eres un poco escéptico y todavía no lo tienes claro, aquí desmentimos algunos mitos sobre externalización que te ayudarán a mirarlo desde otra perspectiva.

Si ya te has decidido, en este artículo te mostramos los factores que debes considerar antes de ponerte manos a la obra y externalizar una posición. 

 

1) Fija objetivos claros

Antes de empezar a buscar a tu proveedor, debes tener claro cuáles son los retos y objetivos de tu negocio, para que el reclutamiento vaya acorde a tus necesidades.

Primero de todo, decide cuáles son las posiciones que quieres externalizar: las de alto nivel, las clave, las especializadas… céntrate en aquellas que normalmente te cuesta llenar o apenas tienes recursos para hacerlo. Una vez tengas esto claro, debes hacer una descripción específica y detallada del puesto que quieres llenar, así como decidir las métricas que debe cumplir, las expectativas de calidad y los deadlines del proyecto.

 

2) Escoge bien a tu proveedor

Es importante que dediques el tiempo necesario en seleccionar al proveedor que mejor encaje con tus necesidades. Compara y contrasta todas tus posibilidades; ten en cuenta su experiencia, flexibilidad, posición competitiva que tienen en su campo, etc.

Presta atención al feedback y los comentarios de otras personas o negocios, y contacta con empresas de confianza que puedan sugerirte acerca de cuál es tu mejor opción.

Hazte las siguientes preguntas: ¿tienen experiencia en compañías similares, proyectos o industrias? ¿Tiene procesos estandarizados que encajan con tu negocio? ¿Dispone de tecnologías avanzadas?

Si eres capaz de hacer esto adecuadamente, entonces vas por el buen camino para escoger al proveedor adecuado.

 

3) Haz una comparación de precios

A pesar de que el dinero no debería ser tu motivación principal en el momento de externalizar, el precio del servicio es importante para tu organización.

No cometas el error de anticiparte y escoger el servicio más barato o, al contrario, el más caro. Dedica el tiempo que necesites en contrastar las diferentes posibilidades que te ofrece cada proveedor. Compara los precios, paquetes, acciones y funciones que más se ajusten a tus necesidades, y asegúrate siempre saber exactamente por lo que estás pagando.

CTA_Demo.jpg

4) Define cuál es la cultura de tu compañía

Una buena contratación no sólo depende de que el candidato encaje con la posición vacante, también debe ir acorde con la cultura de tu compañía.

Por esta razón es fundamental que permitas a tu proveedor averiguar todo lo que necesite para entender tu negocio, de manera que sea capaz de encontrar a la persona adecuada de acuerdo con los criterios del rol y la cultura de tu organización.

Para ello no olvides compartir con tu profesional de selección la siguiente información: visión, misión, valores y objetivos, estructura de la organización, historia de tu compañía, propósito, ámbito de actuación, beneficios, ciclo de vida de tus empleados, formación y clientes clave.

 

5) Acordad la logística y metología

Antes de que el proveedor se ponga manos a la obra, es importante que acordéis la metodología, tecnología e informes que debe utilizar para llevar a cabo el proceso. Tal vez quieras que tu proveedor utilice la documentación existente de la compañía: descripciones de puestos, anuncios de las vacantes, plantillas de entrevistas, etc. O tal vez quieras empezar de cero y acordar con tu proveedor una estrategia mejor.

Un buen consultor de selección será capaz de criticar constructivamente tus métodos, dialogar contigo y proponerte cambios que mejorarán la eficacia de tus procesos.

 

6) Acordad las métricas

Al externalizar un proceso de selección es importante establecer métricas e informes rigurosos. Decide cuáles son tus expectativas del proceso de selección, escoge 3 o 4 métricas y comunícalas con tu proveedor. Éstas deben ir acorde con tus recursos y planes de crecimiento y deben ser realistas y alcanzables.

Algunos medidas de éxito que debes acordar con tu proveedor son las siguientes:

  • Coste por contratación.
  • Tiempo de contratación.
  • Nivel de comunicación entre tú y el proveedor: ¿cómo, cuándo y dónde?
  • Calidad de la experiencia del candidato.

 

7) No pierdas el control del proceso

Muchas compañías siguen creyendo que una vez externalizan su función de reclutamiento se pueden desentender por completo del proceso. Sin embargo, esto no puede estar más lejos de la verdad.  

No olvides que la gestión de los resultados depende de ti. Así pues, confía en el servicio contratado pero no pierdas la implicación sobre el proceso; acompaña a tu proveedor, guíalo y asegúrate de que consigue los resultados que deseas.

 

Si ves que externalizar es una buena opción para tu negocio pero no te atreves a dar el paso, nosotros te ayudamos a mirarlo desde otra perspectiva; si quieres saber cuál es la realidad actual de la externalización y deshacerte de los mitos que la acompañan, en nuestra guía te ayudamos a averiguarlo. 

CTA_Demo.jpg

¿Te han ayudado nuestros consejos? Cuéntanos tu experiencia. 

¡Comparte tu conocimiento! :)

 

También te puede interesar...



Categorías: Selección de talento, Externalización

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_Demo.jpg
descargar-guias-reclutamiento-rrhh