Ofertas de empleo de reír para no llorar

Por Anna Sagristà | 24/02/17

Empleada-Obediente-ofertas-empleo-247811-edited.jpeg 

“Se necesita empleada que no sepa hacer nada, pero que obedezca”. Sí señor, más claro el agua. No sabemos la historia que se esconde detrás de la persona que escribió este anuncio. Quién sabe, quizás se trata de alguien traumatizado por un empleado anarquista. Lo que sí podemos deducir es que no consiguió muchos candidatos y los que obtuvo no creo que fueran los más adecuados.

Y este es el objetivo de las ofertas de empleo ¿no? Captar la atención del talento que necesitas, aunque sean solamente tres candidatos, pero que cumplan los requisitos que estás buscando. En nuestra guía Cómo conseguir que tu reclutador encuentre los candidatos que deseas te ofrecemos consejos para mejorar la redacción de tus ofertas de empleo y trucos para mejorar la efectividad de tus procesos de selección.

La verdad es que la elaboración de anuncios de trabajo no es sencillo, así lo muestran multitud de ejemplos que hemos encontrado en Internet. Por eso en Talentier hemos preparado la recopilación de ¡las peores ofertas de empleo de la historia!

1) Anuncios con vocación de cómico

Empleada-Viva-ofertas-empleo.png

Abstenerse zombis.

  

Empleada-puta-ofertas-empleo-696406-edited.png

No pienses mal, es un empleo de camarera.

 

2) Pidamos peras al olmo

Peluquera-Community Manager-ofertas-empleo-776397-edited.png

Te corto el pelo y actualizo Facebook.

 

Dependienta-ofertas-empleo-837273-edited.jpg

Dependienta gratis, de lunes a sábado y jornada partida hasta las 20:30. Si no postulas, estás loco.

 

Diseñador-pedagogo-ofertas-laborales.png

¡Viva la imaginación! pedagogo y diseñador gráfico: 2 en 1.

 

3) Duros a cuatro pesetas

Reportera-ofertas-laborales.png

Para estar guapo hay que sufrir: trabajo a cambio de tratamientos de belleza.

 

Periodista-ofertas-empleo-902842-edited.jpg

Periodista a 7 euros por artículo... todo un chollo.

 

Estos anuncios son de reír para no llorar, pero bromas a parte, el modo en el que redactamos las ofertas de empleo tiene un gran impacto en el desarrollo del proceso de selección. Si somos ambiguos ya podemos prepararnos para recibir cientos de currículos de candidatos inadecuados. Si nuestras expectativas son irreales y queremos un físico nuclear que nos haga de community manager, está cantado que no lo encontraremos. Y si el sueldo y condiciones que ofertamos están muy por debajo de la media, el talento que tanto anhelamos huirá de nosotros a la velocidad del rayo.

Para evitar estos problemas hay que estudiar los requerimientos del puesto a cubrir, elaborar un perfil completo, evaluar las condiciones que ofrece nuestra competencia para cargos similares y redactar una buena oferta de trabajo.

Si no estás seguro de lo que buscas o de cómo ofertarlo es recomendable valorar la opción de acudir a un reclutador externo. Estos profesionales se especializan por sectores, conocen el mercado mejor que nadie y su consejo es muy valioso a la hora de manejar las expectativas. En nuestra guía Cómo conseguir que tu reclutador encuentre los candidatos que deseas te ofrecemos consejos para realizar un buen análisis del puesto vacante y trucos para mejorar tus procesos de selección. 

CTA_Demo.jpg

¿Qué anuncios insólitos has visto?  ¿Qué método sigues para redactar tus ofertas laborales?

¡Comparte tu opinión! :)

 

También te puede interesar...



Categorías: Búsqueda de talento, Selección de talento

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_Demo.jpg
descargar-guias-reclutamiento-rrhh