¿Por qué los Candidatos Pasivos son tan Importantes?

Por Alex Huete | 25/02/16

candidatos_pasivos.jpg

Crédito imagen: FreeDigitalPhotos.net

Antes de todo, permíteme aclarar a qué me refiero cuando hablo de candidatos activos o pasivos. Y es que estos conceptos deben quedar claros desde un principio, sino el artículo pierde todo su sentido.

  • Los candidatos activos son aquellos que andan a la caza de procesos de selección abiertos porque están examinando la posibilidad de postular por un puesto de trabajo. Dentro de este grupo encontramos personas desempleadas; así como empleados descontentos en sus cargos actuales, o que simplemente buscan mayores incentivos.
  • Los candidatos pasivos son aquellos que no están buscando trabajo, pero que una buena propuesta puede convencerlos a cambiar de empleo. Generalmente éstos no dedican esfuerzos en rastrear ofertas de empleo porque ya trabajan, y se encuentran  satisfechos en sus respectivos lugares de trabajo.

Hoy en día cada vez más personas en edad activa dedican tiempo a inspeccionar el mercado laboral en busca de nuevas ofertas de empleo. En otras palabras, en la actualidad hay más candidatos activos que nunca. A pesar de ello, los candidatos pasivos siguen siendo enormemente preciados.

¿Qué les hace tan especiales? ¿Por qué se debería tomar tiempo en convencer a un empleado feliz en venir a trabajar para tu organización cuando tienes cientos de candidatos solicitándote el trabajo de forma voluntaria?

Un estudio realizado por LinkedIn en 2011 nos da algunas claves. En esta investigación, con una muestra de 3300 personas de alrededor del mundo, se concluye que los candidatos pasivos presentan las siguientes particularidades en comparación con los activos:

  • Son 120% más proclives a querer crear impacto en la empresa.
  • Con un 33% de mayor probabilidad éstos desean un trabajo desafiante.
  • Son 56% más propensos a querer una cultura corporativa que se ajuste a su personalidad.
  • Tienen 17% menos probabilidades de necesitar formación de desarrollo de habilidades y 21% menos probabilidades de pedir reconocimiento.

Por si fuera poco, la cotización de los candidatos pasivos es especialmente alta en sectores o cargos en los cuales la mezcla requerida de experiencias, formación y habilidades no es fácil de encontrar. Es en estos casos que buscar entre una base de datos de candidatos pasivos tiene más sentido que nunca. Y es que, lo más probable es que los profesionales más anhelados por las empresas ya tengan empleo, y que además, su compañía les trate suficientemente bien para no estar planteándose cambiar de empleo.

 

¿Cómo puedes captar candidatos pasivos?

Contratar al candidato pasivo que uno busca no es tarea fácil. Para comenzar, los primeros obstáculos que se alzan ante nosotros son: encontrarlo; y luego, poder contactar con él o ella. Ahora, gracias a la aparición de nuevas tecnologías y de las redes sociales, es más asequible acceder a candidatos no activos. No obstante, para lograr resultados a través de ellas, hay que trabajarse duro las redes de contacto y conocer el oficio. Es aquí donde la especialización de los profesionales en búsqueda de talento juega su rol imprescindible.

Además, la fase de contacto es sumamente sensible puesto que seducir a candidatos pasivos es más difícil que a activos. Son necesarias técnicas de sourcing y persuasión, que solamente buenos reclutadores saben cómo aplicarlas.

A pesar de todo, que no decaiga el ánimo. Y es que, aunque sea más complicado atraer a este tipo de candidatos, lo cierto es que no es para nada imposible lograrlo.

Las personas, aunque estén satisfechas a nivel profesional, siguen abiertas a oportunidades que supongan una mejora respecto a su empleo actual. Así lo confirma un estudio de LinkedIn, realizado en 2011, en el que se muestra que 3 de cada 4 candidatos pasivos están dispuestos a escuchar un reclutador ofreciéndoles una oportunidad laboral.

 

“Los candidatos pasivos no son realmente tan pasivos como dicen ser. Al igual que los candidatos activos, están más que dispuestos a escuchar. La gran diferencia es que son más selectivos.”  — Steve Guine, Director Nacional de Staffing en IIT

twitter.ico CLICK TO TWEET

 

Así pues, ¿cuál es la mejor solución para superar los contratiempos para atraer candidatos pasivos?

La solución más recurrente y que ofrece mayores garantías pasa por externalizar los procesos de selección, haciendo uso de reclutadores o headhunters altamente especializados. Éstos, a través de sus amplias redes de contacto, tienen acceso inmediato a candidatos pasivos de gran calidad.

En resumen, centrarse en reclutar candidatos pasivos suele conllevar una gran inversión de tiempo, sobre todo sin ayuda de consultores externos. Sin embargo, cuando se hace de forma adecuada, la inversión es totalmente merecedora del esfuerzo ya que resulta en mejores contrataciones.

CTA_Demo.jpg

¿Y tú? ¿Inviertes en atracción de candidatos pasivos para tus procesos de selección?

Comparte tu experiencia :)

 

También te puede interesar...



Categorías: Búsqueda de talento, Candidato activo / pasivo, Atracción de talento

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_Demo.jpg
descargar-guias-reclutamiento-rrhh