¿Por qué un candidato rechaza tu oferta?

Por Anna Sagristà | 21/07/17

hand-with-thumb-down-810754-edited.jpg

Tras meses de búsqueda consigues dar con el candidato 10 para cubrir una vacante. Ha sido un largo camino de currículums y entrevistas, por no hablar del dinero gastado en canales de reclutamiento, y cuando estabas a punto de firmar el contrato, el candidato perfecto se echa para atrás.

Quizás ya te hayas encontrado con esta situación o a lo mejor lo que te ha sucedido es que ninguno de los profesionales que quieres contratar acepta tu propuesta laboral. Normalmente asumimos que las ofertas de empleo se aceptan siempre, pero esta premisa no se cumple en todos los casos. De hecho, existen algunas profesiones muy difíciles de cubrir, y los reclutadores se las ven y las desean para encontrar al profesional adecuado.

En este post te explicamos los principales motivos que llevan a los mejores candidatos a rechazar ofertas, para así curarte en salud y conocer qué puede hacer recular el talento que tanto necesitas.

 

1) Cuando lo inesperado llama a la puerta de tu candidato

Puede que tu flamante candidato se vea afectado por problemas familiares, enfermedades u otras circunstancias que le hagan rechazar tu oferta. Aun así, muchas veces este tipo de razones aparecen como una mentira piadosa que se ofrece cuando la persona no siente la confianza de explicar los motivos reales.

En ambos casos es importante cultivar esa confianza a lo largo del proceso de selección. De esta manera, si el problema son los imprevistos, podrás mantener una conversación honesta con esa persona y ofrecerle uno o dos meses de tiempo para que afronte sus dificultades.

Si lo que tenemos delante es una mentira piadosa, solamente la evitaremos si previamente hemos dedicado tiempo y esfuerzo a construir una buena relación para que nuestro mejor aspirante no sienta reparo en decirnos la verdad. Solamente así podrás cambiar algunas condiciones de tu oferta y conseguir mantenerlo.

 

2) El puesto de trabajo no es exactamente lo esperado

En ocasiones el candidato descubre que el trabajo ofertado no es lo que pensaba o a veces se siente incapacitado para realizarlo porque considera que está por encima de su experiencia y/o habilidades. De hecho, estudiar bien los requerimientos del puesto es primordial para la redacción de una buena descripción de la vacante, que atraiga exactamente el perfil de candidato que buscamos. Esta es una de las recomendaciones que aparecen en nuestra guía gratuita con todos los pasos para tener una estrategia de reclutamiento 5 estrellas.

 

3) Poderoso caballero es Don Dinero

Muchos candidatos ya han puesto cifra a su sueldo cuando empiezan a buscar un nuevo trabajo, basada en su anterior empleo o en lo que cobran sus colegas.

Es recomendable preguntar a los aspirantes acerca de sus expectativas económicas al principio de un proceso de selección ya que continuar con una clara discrepancia es buscarse problemas.

Si la oferta económica está por debajo de lo que esperan los candidatos, estos pueden sentir que no se les valora lo suficiente, y si terminan aceptando las condiciones es poco probable que se sientan motivados. No es que haya que ofrecer salarios desorbitados, pero es bueno tratar el tema económico, saber qué les parece lo que ofreces y estar al corriente de lo que ellos esperan.

Muchas compañías no quieren discutir cuestiones salariales, esperando que el candidato perfecto se enamore tanto del puesto como de la empresa, y termine aceptando un sueldo por debajo de sus expectativas. Pero que suceda algo así es poco probable y si lo hace normalmente se traduce en un nivel bajo de compromiso, falta de motivación y mayor tendencia al desgaste.

El consejo es echar un vistazo al salario medio que se ofrece en posiciones similares a la que quieres cubrir, y ofrecer una salario decente y honesto. No intentes comprar duros a cuatro pesetas porque terminarás obteniendo gato por liebre.

 

4) Flexibilidad horaria y conciliación con la vida familiar

Estos dos aspectos son cada vez más importantes a la hora de aceptar o rechazar un empleo. Pregúntate qué políticas lleva a cabo tu empresa para facilitar el equilibrio entre la vida laboral y personal, y si no se está realizando nada... ¡Es tiempo de cambio! Piensa en implantar el trabajo en remoto o horarios laborales más flexibles.

 CTA_Demo.jpg

 

5) ¡Atento a las habladurías!

Con Internet y las nuevas tecnologías han proliferado los sitios web y aplicaciones donde los candidatos comparten su opinión sobre las empresas y las valoran como lugares de trabajo. Algunas de las webs más populares son Glassdoor e Indeed.

 

6) Falta de oportunidades

En la actualidad, las personas destacan que parte importante de aceptar un empleo tiene que ver con los retos y oportunidades que lo acompañan, y el equipo de personas con las que se trabajará.

Sin embargo, a menudo las empresas se enfocan mucho en qué necesitan sin enfatizar suficiente cómo puede interesar al candidato y las oportunidades futuras que tendrá si acepta el empleo.

Si quieres asegurarte de que un aspirante acepta tu propuesta laboral debes interesarte por sus aspiraciones y explicarle cómo podrá lograrlas dentro de tu organización. Piensa en formación, ascensos, proyectos y planes a largo plazo.

Para tener el planteamiento más claro pregúntate a ti mismo qué planes de negocio tiene tu empresa y qué implicaciones puede tener para el futuro laboral de tu candidato. Todos queremos formar parte de algo exitoso y beneficiarnos de ello. Tienes que vender el atractivo de tu organización a los aspirantes.

 

7) Encajar como la pieza de un puzle

Otro de los puntos que las personas destacan a la hora de aceptar trabajar en una compañía es sentir que esta encaja con su forma de ser y trabajar, y que comparte ciertos valores con esa empresa.

En ocasiones las razones son obvias, por ejemplo un profesional con una gran conciencia ecológica nunca trabajará en una empresa minera que perjudique el medio ambiente. Pero en ocasiones es un sentimiento, el candidato no sabe muy bien porqué, pero siente que esa organización no es la adecuada para él o ella. ¿Quién no ha oído a alguien decir “gracias por la oferta, pero es que no lo veo claro, no siento que sea el lugar idóneo para mi”?.

El problema es que durante el poco tiempo que dura una entrevista laboral, los reclutadores se centran en estudiar y diseccionar las respuestas de los aspirantes. Pero existe algo que también deberían hacer; transmitir los puntos positivos de trabajar en la empresa. Ten en cuenta que, por lo general, los candidatos solamente entran en contacto con las personas que los entrevistan y es de esos encuentros de dónde sacarán sus impresiones -conscientes e inconscientes- sobre una organización. Por eso es recomendable que la entrevista incluya una visita por las instalaciones y tomar un café o incluso almorzar con los futuros colegas.

Piensa que los candidatos intentarán imaginarse cómo sería trabajar en ese lugar y una triste entrevista en una única habitación no dice demasiado sobre los beneficios de pertenecer a la empresa en cuestión. Lo cierto es que cuanto más consigas mostrar la cultura de empresa más probabilidades tendrás de que tu oferta sea aceptada.

 

8) Una localización de pesadilla

Sí, tener tu empresa fuera de los centros urbanos sale más económico, pero nos guste o no el talento suele preferir las localizaciones céntricas, así que este es un factor decisivo para los profesionales más buscados.

 

9) Tu proceso de selección es un desastre

Evita reclutamientos tediosos y desorganizados porque los candidatos lo verán como una señal de falta de seriedad, profesionalidad y caos. ¿Quién quiere trabajar en una empresa así?

El tiempo es también un factor importante. Si te demoras mucho en dar una respuesta a los candidatos o si el proceso de selección se alarga hasta el infinito, es muy probable que los candidatos pierdan interés en tu compañía y te arriesgas a que hayan aceptado una oferta de la competencia.

 

Si quieres más consejos para mejorar tu reclutamiento descárgate gratuitamente nuestra guía: 10 Hábitos indispensables para triunfar en tu reclutamiento.

CTA-habitos-indispensables-para-triunfar-en-tu-reclutamiento.jpg

¿Nos hemos olvidado algo? ¿Qué otras razones crees que llevan a rechazar una oferta laboral?

¡Comparte tu conocimiento! :)

 

También te puede interesar...



Categorías: Búsqueda de talento

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_Demo.jpg
descargar-guias-reclutamiento-rrhh