¡Especial para reclutadores! - 7 síntomas del burnout y 7 formas de combatirlo

Por Anna Sagristà | 31/10/17

sadness-513527_1280-215604-edited.jpg

Vives una carrera constante, justo terminas un proceso de selección que ya te enfrascas en el siguiente. Las vacantes abiertas se solapan las unas con las otras obligándote a llevar una infinidad de procesos simultáneamente. La cabeza te da vueltas, estás agotado/a y un día te das cuenta de que aquel trabajo que tanto te gustaba te está quemando.

Amigo/a, si te identificas con esta situación es que eres o estás a punto de convertirte en víctima del burnout, es decir, sentimiento de desidia y aburrimiento en el trabajo. A continuación te mostramos síntomas para que puedas reconocer si lo sufres y, si es el caso, puedas combatirlo.

Síntomas del burnout

1) Pavor dominical

Te despiertas el domingo y… ¡Fantástico! No tienes que ir a trabajar, pero cuando recuerdas que mañana es lunes te entran todos los males. Sientes terror, pavor a volver al trabajo. Empiezas a pensar en la semana que te espera y el malestar no te abandona, sino que va en aumento con el paso de las horas.

 

2) Negatividad

Dedicarse a los Recursos Humanos puede ser de lo más gratificante, al fin y al cabo si realizas bien tu labor sentirás la satisfacción de conseguir un entorno laboral eficiente y placentero. Pero no todo es un camino de rosas. Si ante la menor dificultad empiezas a teñirlo todo de pesimismo y negatividad, seguramente estás en la antesala de caer bajo las garras del burnout. Los días se alargarán hasta la saciedad y la alegría con la que realizabas tus tareas dejará de acompañarte, incluso cuando lleves a cabo los trabajos que más te gustan.

 

3) Cansancio extremo

Todos nos sentimos cansados alguna vez por el trabajo, pero si esta sensación es constante o aparece justo después de un fin de semana de total descanso y desconexión debes empezar a preocuparte. Tómate un tiempo y reflexiona sobre cuál puede ser la causa.

 

4) Falta de motivación

Cubrir con éxito una vacante va acompañado de un reconocimiento emocional, y a menudo también sobre el bolsillo en forma de comisión. Por eso, si realizar contrataciones exitosas no te motiva es que algo falla.

 

5) Las horas no pasan

Cuando cuentas los minutos, segundos… y el tiempo parece detenerse, es que algo no va bien. Si tu empleo te satisface y estás contento con la empresa el tiempo debería volar.

 

6) Falta de concentración

A veces el estrés viene acompañado de falta de atención y dificultades para concentrarse. Si sientes estos síntomas durante un periodo continuado de tiempo, quizás el burnout te está pisando los talones.

 

7) Autodestrucción

Cuando uno es víctima del burnout tiende a perder eficacia y productividad. Esto puede manifestarse de diferentes formas: podemos dejar de preocuparnos tanto como antes por hacer las cosas bien, quizá nos dan un poco igual las consecuencias negativas de nuestros errores, puede que actuemos con desidia o dejadez, etc.

 

7 Soluciones al burnout

1) Mantiene unos hábitos de vida saludables

Hemos de ser conscientes de que tenemos límites y excederlos de forma continuada nos lleva a situaciones como el burnout. Por ejemplo, trabajar horas extra aumenta las posibilidades de saltarnos el gimnasio y nos quita tiempo para preparar comidas saludables. Existen aspectos básicos de nuestro bienestar que no podemos abandonar por el trabajo.

 

2) Organiza bien tu tiempo y no lo malgastes

Aprovecha la tecnología a tu favor para ahorrar tiempo. Dentro de la búsqueda y selección de personal se está avanzando mucho en la implementación de nuevas soluciones. Por ejemplo, una de las más novedosas soluciones para ganar eficacia es Talentier: la primera red inteligente para encontrar talento extraordinario. ¿Cómo? ¿Qué te suena a chino? Pide una demo de la plataforma y en pocos minutos descubrirás la magia de una nueva forma de reclutar.

CTA_Demo.jpg

 

3) Las vacaciones deben ser lo suficientemente largas para desconectar y descansar

De vez en cuando, es importante realizar un periodo largo de vacaciones que te permita descansar realmente, sin pensar ni un segundo en el trabajo ni responder a un solo email o llamada. Para conseguir este efecto necesitarás al menos poco más de una semana de descanso.

 

4) Tómate breves descansos regulares a lo largo de tu jornada

Salir a buscar un café a media mañana o dar una vuelta a la manzana del edificio por la tarde, te servirá para estirar las piernas, descansar la vista y despejar la mente.

 

5) Pide ayuda

Solamente con compartir una preocupación ya estas reduciendo el problema. A veces el simple ejercicio de expresar en voz alta una situación de estrés ya te ayuda a superarla. Si tienes confianza con tu supervisor no dudes en acudir a él/ella, y si este no es el caso recurre a un amigo o familiar.

 

6) Busca una actividad regular que te ayude a deshacerte del estrés

Correr, boxear, pintar, hacer manualidades, etc. La actividad da lo mismo, lo que importa es que la practiques asiduamente y que te ayude a descargar malas energías.

 

7) Realismo y positivismo

No siempre salen las cosas bien ni puedes ser el mejor en todo. Normalmente un reclutador tiene tantas tareas que cumplir que es fácil verse agobiado. Lo importante es mantenerse positivo, priorizar, y ser consciente de las cosas que puedes cambiar y mejorar, y las cosas que no.

 

Recuerda que no estás solo. Si tu equipo de selección va desbordado o tienes una vacante que te arde en las manos como una patata caliente, deja de estresarte y acude a Talentier: la primera red inteligente de búsqueda de talento que te localizará el profesional que necesitas. ¡Solicita una demo y descubre cómo Talentier te descarga el trabajo duro!

CTA_Demo.jpg

¿Alguna vez has sido víctima del burnout? ¿Cómo lo has combatido?

¡Comparte tu conocimiento!

 

También te puede interesar...



Categorías: reclutamiento

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

CTA_Demo.jpg
descargar-guias-reclutamiento-rrhh