¿Por qué el Teletrabajo no acaba de Despegar en España?

Por Inés Pich | 06/05/16

estado_actual_del_teletrabajo.jpg 

Según el Instituto Nacional de Estadística, tan solo el 27% de las empresas españolas – frente al 35% de media europea – apuestan por el teletrabajo.

España no sólo está experimentando un proceso más lento de adopción del trabajo a distancia que la media europea, sino que las cifras han disminuido en los últimos años. Hasta finales del año 2013, el porcentaje de teletrabajadores mostraba una tendencia ascendente. Sin embargo, entre el 2013 y 2014, el número de personas que trabajan desde casa descendió en más de 95.000 personas, y el año pasado se redujo en otras 20.000 personas.

A pesar de ello, según estadísticas del INE, el teletrabajo es una medida que contribuye a un mayor rendimiento por parte de los empleados. Según sus encuestas, el trabajo en remoto aumenta la productividad entre un 5% y un 25% en comparación con los que trabajan en una oficina convencional.

Entonces, ¿por qué el trabajo a distancia no acaba de despegar en España?

 

Razones por las que el trabajo a distancia no acaba de despegar en España

Una de las causas del auge del teletrabajo en España fue la prolongación de la crisis, ya que este nuevo sistema permite ahorrar costes. Sin embargo, una vez transcurridos los peores años de la recesión económica, las empresas prefieren que sus plantillas regresen a las oficinas.

Los motivos parecen ser variados. Sin embargo, son tres los factores clave que explican la reticencia de las empresas españolas a apostar por el teletrabajo:

 

1) La cultura presencialista.

Muchos empresarios consideran que la presencia física de sus empleados garantiza una mayor productividad. Por tanto, quedan más satisfechos al ver que sus trabajadores están en sus puestos de trabajo, en lugar de confiar en ellos y darles libertad para elegir dónde prefieren trabajar.

 

2) Integración en la cultura de la compañía.

Los directivos temen que los trabajadores en remoto no se integren en la compañía y no transmitan sus valores. Además, ven en el teletrabajo una relación laboral diferente con sus empleados, menos regulada por el contrato laboral y, por tanto, menos controlada.

 

3) Individualismo y falta de trabajo en equipo.

Las empresas temen que el teletrabajo aísle a sus trabajadores y puedan llegar a perder la fuente de nuevas ideas y sinergias que se consigue cuando los equipos trabajan juntos. Para evitar esto, es importante democratizar las plataformas virtuales de trabajo colaborativo.

 

No cabe duda de que con una cultura arraigada a la presencia en el puesto de trabajo, es difícil introducir mecanismos de teletrabajo. Sin embargo, la realidad actual nos lleva cada vez más a implantar medidas que favorezcan el trabajo desde la distancia. La tendencia es incuestionable debido a la globalización de las empresas y el deseo que tiene gran parte de la sociedad en disfrutar de mayor flexibilidad laboral.

Hagamos, pues, un balance entre las ventajas e inconvenientes del teletrabajo:

 

Ventajas del teletrabajo

1) Mayor satisfacción del empleado, mayor productividad.

El trabajo a distancia permite al empleado tener un mayor equilibrio entre su vida personal y laboral. A raíz de ello, aumenta su compromiso, satisfacción y sentido de pertenencia a la empresa. La posibilidad de trabajar desde casa motiva al empleado, lo que le hace ser mucho más productivo.

 

2) Ahorro de tiempo y reducción de costes.

Por un lado, las empresas no tienen que proporcionar un espacio de oficina a los teletrabajadores, por lo que ven cómo sus costes disminuyen. Por otro, el empleado puede ahorrarse los costes y el tiempo que invierte en desplazamientos a la oficina.

 

3) Retención de talento.

La posibilidad de conciliación que ofrece el teletrabajo puede ser clave para retener talento. Muchos empleados valoran tener la opción de trabajar parte del tiempo en casa porque les proporciona flexibilidad para adaptarse mejor a sus circunstancias personales.

 

4) Efecto positivo en el medioambiente.

El teletrabajo permite reducir el número de coches en las carreteras, lo que contribuye a preservar el medio ambiente. Cada trabajador que ejerce su actividad desde casa puede reducir hasta 83 toneladas de emisiones de CO2 al año.

 

Desventajas del teletrabajo

1) Difícil discernir entre vida laboral y vida en casa.

Vivir en el mismo lugar donde trabajas puede generar dificultades para separar el trabajo del tiempo libre en casa. Algunos teletrabajadores permiten que su vida laboral se cuele en su vida personal; hecho que puede repercutir negativamente en el entorno familiar del empleado.

 

2) Necesidad de disciplina.

No todos los empleados tienen la disciplina necesaria para trabajar desde casa. Hay personas que necesitan estar en un puesto de trabajo fijo, junto a sus compañeros, para estar más concentrados y motivados.

 

3) Falta de un lugar de trabajo apropiado.

Muchos teletrabajadores no tienen un lugar de trabajo fijo ni adecuado. Sólo el 52,6% de los empleados españoles afirma tener una oficina totalmente equipada en casa, y el 76% asegura que las compañías no cubren los costes que supone la creación de un espacio adecuado.

 

4) Aislamiento.

Muchos trabajadores en remoto se sienten aislados y desconectados de la compañía debido a una falta de interacción social con sus compañeros de trabajo. El teletrabajo puede generar dificultades para trasladar la cultura de la compañía y crear sentimiento de equipo.  

 

En definitiva, la posibilidad de trabajar en remoto es una medida reclamada por un 57% de trabajadores españoles, cuyos beneficios anhelan. Hoy en día existen miles de herramientas que permiten a los equipos trabajar conjuntamente a distancia: Dropbox, Google Drive, Skype y Evernote son algunos ejemplos de las más populares.

Para hacer un buen uso del teletrabajo es esencial contar con personas con capacidad de automotivación e iniciativa; organizadas, efectivas y capaces de cumplir con sus compromisos. Sólo así la calidad de vida de los trabajadores mejorará a la vez que su productividad.

 

Se prevé que progresivamente el teletrabajo ganará importancia en muchas empresas como medida de conciliación laboral. Aparte del teletrabajo, en nuestra guía: "Las 11 tendencias que marcarán el futuro de RRHH", encontrarás las principales tendencias en gestión de talento para los próximos años. ¿Está tu organización preparada para los cambios que están por llegar?

tendencias_RRHH

¿Tu compañía cuenta con teletrabajadores? ¿Qué opinas de esta práctica?

¡Comparte tu conocimiento con nosotros!

 

También te puede interesar...



Categorías: Gestión de personas, Debate / Polémica, Tendencias, Conciliación laboral, Teletrabajo

Suscríbete para recibir nuestros artículos vía Email

descargar-guias-reclutamiento-rrhh
CTA Encuesta definitiva sobre reclutamiento